Un poquito de banalidad para este lunes tonto.

Sin mayores profundidades que analizar, ni nada del otro mundo que merezca ser contado, pero con ganas de tocar el blog, os voy a dejar este bonito vídeo, que me impresionó tanto en su momento (creo recordar que lo vi en una televisión local) que no he podido olvidarlo, llegando a alcanzar un alto puesto en el ranking de mis vídeos más ¿risibles?

Anuncios