El lado oscuro de la fuerza, como decía la película.

Hoy el día ha estado ocupado por la dificultad del amor a distancia, por amigos que se pierden en las ciénagas de la coca, amantes rana, custodias compartidas imposibles y recortes de sueldo.

De un bonito y ameno que tira patrás.

Afortunadamente, Brixta y yo lo hemos rematado poniendo a parir a Ana Botella. Pequeño e infantil desahogo.

No hay post. Voy a jugar a algún juego de ordenador. No puedo más.

Anuncios