Yo no quería, no quería, que luego estoy en un sinvivir, pero… me he enganchado a una serie. Ha sido por la insistencia de mis compañeros de piso y ahora se lo agradezco. Es chulísima, me está encantando.
Se llama Carnivàle y ríete tú de Twin Peaks. También se da un aire a Freaks de Tod Browning.

Comienza así:

Antes del principio, después de la Gran Guerra entre el Cielo y el Infierno…
…Dios creó la Tierra…
…y dio dominio sobre ella al habilidoso mono al que llamó Hombre.

Y en cada generación nació una criatura de luz…
…y una criatura de oscuridad.

Y grandes ejércitos se enfrentaron de noche en la antigua guerra…
…entre el Bien y el Mal.

La magia existía entonces, la nobleza…
…y una crueldad inimaginable.

Y así fue hasta el día en que un falso sol explotó sobre Trinidad…
…y el Hombre cambió para siempre la maravilla…

 

La trama transcurre en la América de los años de la Gran Depresión y los protagonistas son miembros de una feria ambulante, llamada Carnivále, en la que se encuentran los típicos “fenómenos” (mujer barbuda, enano, tarotista, siamesas…). A ellos se unirá un chico con extraños poderes. Paralelamente, un pastor evangélico bastante fanático intenta construir una iglesia para sus feligreses.
La serie, de género fantástico, ahonda en la eterna lucha entre el bien y el mal. No cuento más, que no quiero desvelar nada.
Lo que más destaca es la ambientación, curradísima hasta el último detalle, perfecta, sorprendente.
Su primera temporada es de 2003 y la segunda de 2005, de doce episodios cada una. El creador es Daniel Knauf y los directores y guionistas de cada capítulo van cambiando, entre ellos destaca Rodrigo García (hijo de García Márquez) y el propio Daniel Knauf.
La serie estaba prevista para tener seis temporadas, pero sólo dos se concluyeron, por problemas presupuestarios (no me extraña, está muy cuidada y rodada en su mayoría en exteriores), y se le forzó un final improvisado.
El pasado diciembre la cadena Dark Teuve decidió emitirla, por lo que ya están los capítulos doblados (y se pueden bajar de internet –si alguien no los encuentra y se pasa por aquí se los puedo dejar-). He leído que la versión original merece mucho la pena por la voz de alguno de los protagonistas, y bueno, que la versión original siempre será la versión original, pero nosotros la estamos viendo doblada porque se nos hace más ligera. De todas formas, hay algunas cosas de las que no te enteras en ninguno de los dos idiomas.
Es de una calidad excelente, la recomiendo mucho. Yo voy por el capítulo 6 y deseando ver el siguiente.
He estado mirando por internet, para buscar fotos y eso, y en más de un sitio se la cataloga como obra maestra. De verdad, creo que merece la pena.
Os dejo aquí las cortinillas, preciosas:

Anuncios