Reponen en Cuatro, a las mil de la madrugada, (la estoy viendo ahora, de fondo), una vieja serie, Juzgado de Guardia, que aunque cutrecilla y básica, sigue conservando su aquél.
En realidad, responde a la política de Cuatro de no gastarse un duro; alguna mente preclara de la cadena ha concluido que volver a emitir las series que los ahora treinteañeros veían en su adolescencia, atrae audiencia, y así debe de ser cuando siguen en sus trece. De esta manera, repusieron El Gran Héroe Americano, e incluso V. Y mil similares, no entraré en detalles.

¿Y Enredo? Me encantaba… También la reponen, después de “Juzgado de Guardia”. ¿Y Superagente 87? Uuuu.

Por cierto, no hace mucho, vi el capítulo piloto del nuevo “coche fantástico”. Los protagonistas son el hijo de Michael Knight y la hija de Bonnie, creo, y al final del capítulo aparece David Hasselhoff como estrella invitada. Siento haber estropeado la sorpresa, pero imagino que podréis vivir con ello.

Sobre series por venir, me ha contado un pajarito que, precisamente Cuatro, (qué dispendio), ha comprado una nueva serie, que aún se está rodando, de vampiros, dirigida por Alan Ball, el creador de A dos metros bajo tierra, y que ya causa pasiones con tan sólo tres imágenes mal montadas que van rulando por ahí. Curiosidad tengo, la verdad, ya confesé mi pasión por los vampiros en un post no muy anterior.

De series nuevas, recomiendo (he visto sólo tres capítulos) The Big Bang Theory, una sitcom disponible, por ahora, sólo en V.O. subtitulada. Es buena, más o menos, me reí bastante, no con todos los chistes, pero sí mucho con algunos. Conociendo a algunos de los que leen este blog, creo que a la mayoría le puede gustar. Un poco en la línea de IT Crowd, va de dos frikis (es decir, los típicos enganchados de los ordenadores, asociales, flipados de Star Trek y demás, geeks en el sentido inglés), que comparten un piso que suelen frecuentar sus amigos frikis: uno tan tímido que no habla ante las mujeres porque se corta y otro que se cree el más guapo y exitoso de todos. Una tía buena, normal y corriente, viene a ocupar el piso de enfrente y ahí comienzan a interrelacionarse. Parece un argumento chorra, incluso vulgar y tópico, pero está bien, y el guión es bueno.

Tengo muchos capítulos de esta serie, por si alguien los quiere, pero tendréis que esperar, o bajarlos vosotros mismos, porque, oh drama, me he dejado mi disco duro en Madrid, ya que no esperaba estar fuera tanto tiempo. Cachisss.

Y miles, miles de series, mis compañeros de piso han pillado el servidor de un colega y los ordenadores están que echan humo. En cualquier caso, creo que tenemos tanto material que no se podría visionar en una vida normal, es decir, si realizas otras actividades tales como leer, salir con los amigos, bloguear… ¿dormir?

Y otra: Dirt. Mónica, la de Friends, ha sido el miembro del reparto de la archiconocida serie que ha tardado más en decidirse por un nuevo proyecto. Finalmente, ha aterrizado en esta producción en la que interpreta a la pérfida directora de una revista de cotilleos de Hollywood, que se mueve dentro del amarillismo más absoluto. La serie tiene una estética muy particular, con influencias del cómic, Tarantino, los Cohen (salvando las distancias, no flipemos). Particularmente interesante es el papel de un paparazzi esquizofrénico que a veces olvida la medicación. Según algunos, es el papel que cualquier actor pagaría por hacer.
El único capítulo que me ha dado tiempo a ver no me ha gustado tanto como para recomendarla abiertamente, guardo mis reparos, pero me quedé con ganas de ver más, y eso es mucho.

¿Otra de la que me acuerde? Ahhhh, ¡Tin Man!, versión televisiva de El mago de Oz, en tres capítulos largos (que son como tres películas), de una calidad excelente en cuanto a ambientación, efectos especiales, etc. Ideal para los que rinden culto a esta historia, sobre todo en los círculos gay. A pesar del peso de la inolvidable película protagonizada por Judy Garland, es interesante ir redescubriendo a los personajes desde una óptica nueva (actual, por fin), muy diferente.

Y, ¡eso es todo, amigos!

Anuncios