You are currently browsing the monthly archive for agosto 2008.

La niña nació hace dos meses y pesó tres kilos y medio, pero muy pronto empezó a perder peso, perder peso… Llegó a quedarse casi en dos kilos. Entonces la llevaron a un pediatra, a otro, y les decían que la niña estaba bien, que no había razón para ese adelgazamiento.
Por fin dieron con uno, que aunque no dio con el origen del problema, le puso una ayuda que le vino bien, y la niña se fue recuperando.
No hacía falta pediatra para descubrir lo que estaba pasando. La madre, que se había puesto como una ballena durante el embarazo, se estaba tomando esos productos adelgazantes tipo Herbal Lif o no sé cómo se llaman, todo ¡mientras le daba leche materna a la criatura! Claro, eso le pasaba directo al bebé.
Pero lo más alucinante es que como con la “ayuda” la niña engorda, ella se los sigue tomando, sin dejar de darle el pecho al angelito.

Anuncios

Los agricultores franceses me han recordado, por un momento, a los luditas, y me parece tannn bien lo que han hecho.

(El titular, lo reproduzco tal cual, seguro que hace las delicias de Omanero):

Ecologistas destroza un maizal transgénico de la multinacional Monsanto

Últimamente leo mucho sobre agricultura, informes mundiales y esas cosas, y según los últimos estudios se ha demostrado que la tierra es mucho más productiva en las explotaciones intensivas en pequeños terrenos con cultivos variados que en los latifundios.

Copipego de la Wikipedia:

1 Si la productividad se concibe como la producción por unidad de área de un monocultivo, al plantar sólo un cultivo en un campo completo como monocultivo aumentará su productividad individual. Sin embargo, si se siembran múltiples cultivos, aunque la mezcla tendrá bajas productividades en cada cultivo individual se podrá lograr en cambio una más alta entrega total de alimentos, una mayor cantidad de nutrientes por unidad de área. Obviamente es diferente la perspectiva del inversionista agroindustrial cuyo objetivo es ganar más dinero con su inversión, que la del granjero o indígena que trata de alimentar a su familia o a su comunidad.

El debate sobre la rentabilidad comporta por otra parte la perspectiva ambientalista que considera que la agricultura industrial usa gratuitamente recursos naturales e incluso los destruye (agua subterránea, bosques, fauna), sin pagar por ello y en tal forma obtiene utilidades económicas apropiando recursos públicos, que termina pagando la sociedad.

Los cultivos transgénicos, aparte de nefastas consecuencias para el medio ambiente y la incertidumbre sobre sus efectos sobre la salud, atacan directamente a la biodiversidad agrícola.

2 Durante el siglo XX han desaparecido el 75% de las variedades utilizadas en la agricultura. De 6.300 razas animales, 1.350 están en peligro de extinción. La principal causante de esta trágica pérdida ha sido la agricultura industrial, que promovió el cultivo de enormes extensiones con variedades comerciales uniformes, sustituyendo a las variedades locales. Esta uniformidad hace que los cultivos sean muy vulnerables a plagas y enfermedades, provocando grandes pérdidas de cosechas y en ocasiones verdaderas tragedias.

Una gran variedad de plantas cultivadas y animales domésticos constituye la base de la biodiversidad agrícola. Sin embargo, sólo 14 especies de mamíferos y aves componen el 90 por ciento del suministro de alimentos de origen animal que consumen las personas. Y apenas cuatro especies – el trigo, el maíz, el arroz y las patatas -proporcionan la mitad de la energía que obtenemos de las plantas.

Cansión

Hace unos años, en esas conversaciones que se tienen, una amiga me contó que su madre, cuando paseaba por la playa, buscaba la piedra blanca perfecta. Era algo que hacía desde joven, había dado con muchas candidatas, pero nunca encontrado la perfecta. “Siempre tienen alguna imperfección, fíjate. Mi madre se morirá y nunca la encontrará”.
Una loca me pareció su madre, y más ella.

A pesar de todo, sin darme cuenta, en el fondo intrigada por el placer que la madre podría encontrar en semejante actividad, acabé haciendo lo mismo: buscando la piedra blanca perfecta. Y me encontré a mí misma desoyendo voces que me llamaban a meterme en el mar, tan ocupada en mi labor secreta.

Hace una semana la encontré, la piedra blanca perfecta, y estaba en el lugar que menos podía imaginar: en una playa completamente llena de piedras negras perfectas, piedras volcánicas tinerfeñas. Allí estaba, pequeña, impoluta, desafiante. Blanca perfecta.

No es broma, está en mi bolso, la puedo enseñar a quien quiera comprobarlo.

Y sigue siendo perfecta.

(Edit: ya están algunas fotos)

Amenazo, amenazo con ordenadar mis marcadores (mis favoritos) del ordenador y y de camino meteros un millón de links de recomendaciones.
Pero no será hoy. Ahora os dejo un youtube, un reciente descubrimiento que ha hecho una amiga: Marla Glen, cantante estadounidense, lesbiana y maravillosa.
La hemos llegado a definir (definición post porro, todo hay que decirlo), como un híbrido entre Chavela Vargas y Antony and The Johnsons, en negro. En realidad es la otra cara de la moneda de Antony, de alguna forma. Él es un tío tremendo con voz que a veces parece de tía, ella una tía tremenda con voz de tío. No sé, ahí lo dejo:

Otro, DISTINTO:

Ah, en breve foticos en el Flickr. Si no salen ahora (hay que almorzar), pronto las cuelgo. Llevo unos fines de semana maravillosos, llenos de impactos visuales y emocionales.

Gracias por los comments del post anterior. Vosotros sabéis.