You are currently browsing the monthly archive for octubre 2008.

Han cerrado la fábrica de pan del pueblo, pero no ha sido por la crisis. No, ha sido porque se ha corrido la voz de que al pan “le echan muchas porquerías”.

La fábrica, a pesar de ser la mayor (y única, diría yo) industria del pueblo, en realidad era un negocio pequeño, lo que no fue impedimento para que se mantuviera con éxito durante más de quince años. Era propiedad de unos guiris y fabricaban pan inglés (pan de molde de toda la vida). Era considerado un pan de calidad que se caracterizaba por no tener el típico sabor dulzón del pan industrial español. Además, aseguraban que no tenía trazas de huevo ni leche, por lo que era apreciado por veganos y alérgicos. Fuera de la comarca, que era su mercado natural (donde era igualmente consumido por los extranjeros residentes como por los locales), sólo se podía encontrar en El Corte Inglés, que no es que sea santo de mi devoción, pero en el fondo dice algo. Por eso me extrañó lo de que “le echan muchas porquerías”.

Investigué un poco y descubrí lo que había pasado. Al pan le echaban los mismos ingredientes que a los demás panes, incluso menos. La diferencia es que aquí la gente lo ve.
Me explico. Es un pueblo pequeño y quien más quien menos conoce a alguien, o a alguien que conoce a alguien que trabaja en la fábrica. A los propios empleados les daba asco tanto aditivo y lo comentaban. El boca a boca funcionó y, poco a poco, familiares, amigos y, finalmente, la mayoría de los consumidores dejaron de comprarlo.

No me afecta especialmente, pero es una pena que haya quebrado un empresa que practicaba el comercio local.

De todas formas, esto me hace pensar una cosa. Si viéramos, supiésemos, nos contaran las “porquerías” que llevan la mayoría de los alimentos que tomamos no compraríamos ninguno de ellos. ¿Cómo era? Ojos que no ven, corazón que no siente.

Por ejemplo, tomemos de mi cocina un Panrico, un pan de molde cualquiera. Pone: “Elaborado con harinas de máxima calidad”, vale. Nos vamos a los INGREDIENTES: Harina de trigo, agua*, azúcar, levadura, grasa vegetal, sal, harina de haba, emulgentes (E-471, E-481), conservadores (E-282, E-200), vinagre y estabilizador (E-412). Ah, y puede contener trazas de leche.

*el sabor y textura del pan depende directamente de la calidad del agua utilizada, por eso está tan rico el pan de algunos pueblos, como el de Alfacar (Granada).

No es por hacer sangre con esta marca, me acabo de comer un muy aceptable sándwich de jamón y queso, es sólo por poner un ejemplo cualquiera. Si nos vamos a los aditivos, ésta es su descripción:

E-471: Mono y diglicéridos de ácidos grasos. Grasas sintéticas, producidas a partir del glicerol y de los ácidos grasos naturales, que principalmente son de origen vegetal pero también existen aquellos de origen animal. El producto generalmente es una mezcla de diversos componentes, con una composición similar a la grasa natural parcialmente digerida.

E-481: Estearoil-2-lactilato de sodio. Preparado a partir del ácido láctico. Son ésteres del ácido esteárico y un dímero del ácido láctico, obtenidos por la industria química, aunque los componentes son sustancias naturales. Se encuentran entre los más hidrófilos de los emulsionantes.

E-282: Propionato de calcio. Sal natural inhibidora del moho y la filamentación.

E-200: Ácido sórbico. Preservante natural de acción antifúngica. Su origen puede ser natural de plantas o sintético.

E-412: Goma de Guar. Polisacárido soluble en agua que se usa como agente espesante y se extrae de las semillas de Cyamopsis tetragonoloba.

A pesar de tanto tecnicismo, parecen bastante “naturales”, pero no quiero pensar en los de la coca-cola, chucherías o platos precocinados.

Si os pica la curiosidad, no os perdáis la relación de aditivos que aparece en esta página: Food-info
Y sobre todo ésta: Ecoaldea. Algunos son preocupantes.

Lo dicho, ojos que no ven corazón que no siente.

Ummm, ¿y el hígado?

Justo estaba pensando escribir algo sobre la música en general, el misterio que representa su efecto sobre los seres humanos y vaguedades varias que nunca hubiera terminado de concretar, cuando me he encontrado una página donde se pueden “ver” las canciones. Estas proyecciones las realiza una herramienta llamada The Music Animation Machine. Es un poquito rústica, pero cumple su función.

Ejemplo:

Ésta es interesante.

Era tan sólo una curiosidad que quería compartir.

A veces he comentado con amigos quién era más visual y quién musical. Pienso que el ser humano es eminentemente visual, cosas de la evolución, pero ello no quita que cada uno tenga sus preferencias, versátiles somos.

Yo soy visual, si hay que elegir, quien me conoce lo sabe; sin embargo, no deja de fascinarme la música. Junto a la geometría, representan para mí uno de los mayores misterios.

Una vez, alguien a quien yo respetaba mucho, equiparó las ondas con el amor; atracción, rechazo, tenía una compleja teoría que me veo incapaz de reproducir, pero estoy segura de que, a su manera, algo de razón tenía. Todos estos conceptos se confunden en la complejidad del espacio en el que vivimos.

Igual que el pez, que tiene un complejo organismo y vive feliz en el agua, es incapaz de comprender que dos más dos son cuatro (lo que no impide que dos más dos sean cuatro), hay muchas cosas que nosotros jamás comprenderemos. Nuestro cerebro, a pesar de alcanzar altos niveles de abstracción, es fruto de la evolución y está constreñido a su propia capacidad.

Nos queda el disfrute, eso sí: el espacio de la imaginación, la literatura, el simbolismo…

Y no por ello hay que olvidar el desafío del conocimiento, por supuesto, que también da placer ☺

Añadido: al final voy a ser una hedonista sin remedio, me lo niego pero siempre acabo diciendo cosas que lo confirman. O que el no se consuela es porque no quiere.

Llevo tiempo sin escribir. Muchas han sido las razones: internet caído por más de una semana, viajes, el amor, el estrés, la falta de tiempo y varios posts sobre la crisis abortados para evitar ponerle el cuerpo malo a nadie. Me dije a mí misma que, una vez llegado el lobo, lo mejor que podía hacer era dedicarme a la frivolidad. Mira que lo he intentado, pero no me dejan.
Leo, (ya había oído rumores, no me lo terminaba de creer), pero leo:

“Gallardón pondrá cámaras en Lavapiés para controlar a los antisistema y a los islamistas”.

Amos, amos, amos. Estoy que trino.
Lo que faltaba. Puto Gallardón, que se ponga él la cámara en el culo. (Iba a poner asteriscos, pero he pensado que no, así me desahogo más).

Yo vivo en Lavapiés, y como yo varios de mis amigos. No somos radicales ni islamistas, ni tampoco tenemos necesidad de que nadie nos vigile día y noche a través de una camarita. Y si fuésemos radicales y/o islamistas, ¿qué? ¿Alguien vigila a los fachas de Serrano o a los opusinos? Que esto ES una DEMOCRACIA (deficitaria, pero por lo menos habrá que conservar lo que hay) y cada cual puede pensar como quiera sin que por ello se le persiga, y esto constituiría persecución.
Dice el coordinador general de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, Jesús Mora, atención a la frase: “Aunque haya buenas cifras estadísticas, si el ciudadano no tiene percepción de seguridad, no sale a la calle y ésta es ocupada por otro tipo de personas”.
1) ¿¿Qué no sale a la calle?? Pero si Lavapiés es un hervidero, ésa es su gracia, terrazas llenas, montones de barecitos de todo tipo, tiendas de barrio – de pakistaníes, chinos, las de toda la vida…- Bullicio, vida. Y libertad, dentro de lo que cabe.
2) ¿¿¿Otro tipo de personas??? Las personas que no son ciudadanos, ¿no?

Yo entiendo que Lavapiés no es el sitio más seguro de España, que se debería hacer algo con los borrachos de la plaza (¿servicios sociales?) y con los traficantes de poca monta (actuación policial quizá, pero efectiva, no masiva, y de todas formas, a mí personalmente no me molestan tanto), pero ¿y el resto? Lavapiés tiene una gracia y es que ninguna etnia/grupo social predomina sobre los demás, lo que lleva a un valioso equilibrio, delicado, eso sí. Esta variedad influye en que Lavapiés esté lleno de vida. Además, es uno de los pocos sitios de Madrid donde, a pesar de encontrarse en pleno centro y estar habitados por gentes tan distintas, todavía hay conciencia de barrio.
Lo que quieren hacer es cargarse Lavapiés, por eso, porque está en el centro (en otros lugares de la capital hay muchísima más inseguridad ciudadana). Era el siguiente caramelo para los especuladores, pero les estorbaba tanto moro y tanto perroflauta, que echaban para atrás a los burguesitos de bien deseosos de esclavizarse de por vida. A pesar de que las casas han bajado y las inmobiliarias decaído, Lavapiés permanece como la siguiente frontera.

Y ahora habrá cámaras. ¿Dónde las pondrán? En la plaza seguramente, más de una. Que encima el que vaya a hacer alguna barrabasada la seguirá haciendo igual, porque se sabrá de memoria dónde están situadas.

Ay, me acuerdo del día que llegó la poli con los caballos, la “Policía Montada de Madrid”, qué ridículos son, porque ya me diréis a mí, con el barrio lleno de cuestas la efectividad que puede tener un caballo allí, se pasan más tiempo resbalándose que en equilibrio, y pobres animalitos meterlos en todo el bullicio y la contaminación de centro. Me acuerdo que llegaron y automáticamente todos (negros, marroquíes, indios, latinos, la señora del carrito del la compra, yo, todo el que pasaba por allí) nos empezamos a descojonar en su cara, pero de revolcarse, es que era una risa. Y los polis lo sabían, pasaron del orgullo de voy montado a caballo a tierra trágame.

Bueno, a lo que íbamos, que no me da la gana que haya una cámara grabándome cuando entro, salgo, compro, registrando quién me acompaña, o si algún día llego a altas horas de la madrugada en estado lamentable. ¿Y seré sospechosa si saludo a los del restaurante libanés o charlo con los del kebap –como hago frecuentemente, porque esto es un BARRIO y la gente es amable en general-? ¿Y quién es antisistema? ¿Los que viven en el tercero?, ¿los que van a comer las croquetas de Melo´s –qué ricas-?, ¿yo? ¿Hace falta llevar rastas o leerán el pensamiento también?

Le voy a contar a Gallardón una bonita historia, que sé que no la va a leer, pero como hasta a día de hoy soy libre, la cuento:

Hace muchos años, el presidente de un poderoso país visitó Granada. Como era de esperar, puesto que es lo que se hace con todos los mandatarios y visitantes ilustres, el alcalde del momento, un tal Berbel, pepero para más señas, llevó al presidente a contemplar la puesta de sol desde el Mirador de San Nicolás, tras lo cual dicho presidente exclamó (por quedar bien o porque quizá lo pensaba, quién sabe) que era la “la puesta de sol más bella del mundo”.
El alcalde, henchido de orgullo, mandó hacer un monumento en honor de dicho presidente. Daba igual que dichas vistas hubieran existido por más de quinientos años, que notables poetas, artistas y destacados personajes las hubiesen alabado con palabras más reseñables. El merecedor del monumento, en mitad del mirador, rompiendo la simplicidad y armonía, la paz del mismo, y molestando la estancia de futuros visitantes, era Bill Clinton.
Los vecinos y los que habitualmente iban a relajarse con esas vistas se sintieron ofendidos. La indignación recorrió el barrio del Albaicín y toda la ciudad. Entonces sucedió algo. El que pasaba por allí e iba comiendo chicle le pegaba el chicle. El que tenía pintura lo grafiteaba. Otro pasaba y le rompía un piquito, otro un trozo más grande. Al final, uno hasta se atrevió hasta con un taladro. Dos meses después el busto de Bill Clinton era una masa amorfa de piedra y daba asco. El ayuntamiento supo inútil restaurarlo.

Mirador de San Nicolas
Mirador de San Nicolás

No es lo mismo, pero las cámaras van a durar nada y menos. Más de uno va a practicar el tiro de piedra a cámara en sus ratos libres, lo auguro. Lavapiés no es la Gran Vía.

Este ancianito de expresión amable y gafas de pasta tiene ochenta y cinco años.

Se dice que si no ha sido presidente de EEUU es sólo porque nació en Alemania. Pero ha sabido resarcirse bien.

Y es que, en los últimos cincuenta años, no hay maldad en el mundo con la que Kissinger no haya estado relacionado. Tiene un currículum impactante. Hagamos un repasito breve por sus hazañas, un resumen, tan sólo lo más destacado de lo que sabemos:

En 1938 su familia se trasladó a Estados Unidos huyendo de la persecución nazi, y en 1943 obtuvo la nacionalidad estadounidense. Tras participar en la Segunda Guerra Mundial, en 1954 se doctoró por la Universidad de Harvard, de la que posteriormente fue profesor. Hasta aquí todo muy bien, muy bonito.

Entre 1956 y 1958 trabajó para la Rockefeller Brothers Fund a cargo de “proyectos especiales”, cuyos informes sobre la necesidad de hegemonía de EEUU influyeron definitivamente en la política de Eisenhower. De N. Rockefeller (vicepresidente con Ford) ha seguido siendo amigo/lacayo toda la vida.

Kissinger y Rockefeller

Kissinger y Rockefeller

Estando John F. Kennedy en la presidencia, fue contratado por la Agencia para el Desarme y Control de Armas, pero cuando comenzó a ganar prominencia fue al lado de Lyndon B. Johnson, tras nombrarle éste Consejero para Asuntos Exteriores.

Kissinger tuvo un destacado papel en el fracaso de las negociaciones de paz entre los dos Vietnam en el año 1968. El objetivo era prolongar la guerra para asegurar el resultado de la carrera electoral de Richard Nixon. Más tarde, Kissinger ordenaría en Vietnam los bombardeos más crueles del siglo pasado.

Kissinger, Nixon y Rumsfeld

Kissinger, Nixon y Rumsfeld

En 1973 fue Secretario de Estado con Nixon y participó en las negociaciones de paz con Vietnam. Entonces recibió el ¡Premio Nobel de la Paz! de ese año junto al representante norvietnamita Le Duc Tho por los acuerdos alcanzados para poner fin a dicha guerra. Dado que la guerra se prolongaba a pesar de los acuerdos de paz, Led Duc Tho renunció al premio, pero Henry Kissinger prefirió conservarlo.

Está documentada su participación en la organización del golpe de estado contra el gobierno democrático de Salvador Allende en Chile y en el golpe de estado en Uruguay cuando se veía el advenimiento de la izquierda uruguaya presidida por la agrupación progresista Frente Amplio, ambos en 1973. Cuando el golpe de estado de Argentina en 1976, alentó y apoyó a la Junta militar a que tomara el poder. Todos sabemos los sucesos terribles que acontecieron en estos países por esas fechas.

Kissinger y Pnochet

Kissinger y Pnochet

En Chile, se le acusa además de haber organizado la denominada Operación Cóndor, un plan de coordinación entre los servicios secretos y represivos de los gobiernos autoritarios del cono sur, (una especie de “militares sin fronteras”, Macorina dixit), que acabó con la vida de miles de personas.

(((Conversaciones Kissinger-Pinochet (una joya))))

Promovió la ocupación de Chipre por parte de Turquía en 1974 (interés en bases militares turcas y posición geoestratégica de Israel), concediendo ayuda económica y militar.

Apoyó al régimen indonesio del general Suharto, acusado del genocidio contra la población de Timor Oriental. EEUU continuó, de la mano de Kissinger y por encima de sus propias leyes, con el suministro de armas al ejército de Indonesia.

Kissinger inició en los años setenta los bombardeos secretos de Laos y Camboya sin permiso del Congreso. Los bombardeos causaron cientos de miles de víctimas civiles, y las viejas bombas han matado a unas 11.000 personas más en las últimas décadas. Los bombardeos sentaron la base para el ascenso al poder de los jemeres rojos de Camboya, lo que condujo a la matanza de unos dos millones de personas.

A pesar de la dimisión de Nixon, Kissinger continuó en su cargo de Secretario de Estado durante el mandato de Gerald R. Ford. Con Jimmy Carter se retiró del gobierno. Parecía que se quitaba del medio, pero no:

En 1982 fundó la empresa de asesoría política Kissinger Associates.
Entre los clientes que representa se encuentran, por ejemplo:

  • Union Carbide (productora de napalm y responsable impune de la catástrofe química de Bhopal, que en 1984 le costó la vida a 30.000 personas en La India),
  • Hunt Oil (petróleo-texas-bush-aviones cia-kurdistán)
  • el gigante de la ingeniería Fluor (uno de los mayores beneficiados con la reconstrucción de Irak)
  • AIG (la misma, una de las primeritas en ser salvadas de la quiebra)
  • American Express
  • JP Morgan Chase
  • y un montón más de multinacionales de la industria petrolera, automovilística , minera, farmacéutica…
  • Ah, y… Coca-Cola. Ya sabéis, niños y niñas, la coca-cola NO es buena.

En 1983, el presidente Reagan lo nombró presidente de la Comisión Nacional sobre América Central.

Entre 1995 y 2001 forma parte de la Junta directiva de la empresa minera de oro y cobre Freeport-McMoRan (curiosamente con importantes propiedades en Chile).

En 1999 se une a McLarthy (antiguo Jefe de Personal de la Casablanca con Clinton) y forman Kissinger McLarty Associates, que se convierte en el mayor lobby de EEUU.

Año 2002: George W. Bush lo nombra Presidente de la Comisión del 11-S, aunque renunció poco después por negarse a citar el nombre de algunos de sus clientes, requisito para comprobar si había conflicto de intereses.

Según Bob Woodward (el periodista del Watergate), Dick Cheney mantiene reuniones mensuales con Kissinger. Bush, por su parte, se reúne con Kissinger aproximadamente la mitad de las veces, “lo que le convierte en el asesor más regular y presente sobre la política exterior”. Cheney confesó a Woodward que, probablemente, habla “más con Kissinger que con cualquier otra persona”.

Desde que le dieron el Nobel de la Paz se han interpuesto más de mil solicitudes de procesamiento contra él en relación con violaciones de los derechos humanos. (( Para un relato detallado de sus crímenes ver página de la ICAI (International Campaign Against Impunity) )).
De Francia, se volvió a casa en el 2001 tras cursar un juez local una solicitud de interrogatorio contra él.
El juez español Baltasar Garzón envió una comisión rogatoria referente a violaciones de los derechos humanos, pero el Departamento del Estado de EEUU la rechazó. No sólo pasaron de él, sino que probablemente se partirían la caja.

Y no se muere el tío, ni a la de tres.

Lo que más me ha sorprendido y ha motivado este post, ha sido la noticia de que Kissinger ha dedicado dos tardes a instruir a ¡Sarah Palin! (esa musa) sobre política exterior. Brrrr. Por cierto, Sarah Palin no sólo no se había reunido nunca con un jefe de estado, sino que hasta hace un año no tenía ni pasaporte.

Kissinger y su pupila Sarah Palin

Kissinger y su pupila Sarah Palin

¡Qué bonito!

¡Qué bonito!

Y si os ha interesado la siniestra historia de Kissinger, no os perdáis la de su coleguita John Dimitri Negroponte (otro chungo por el que no pasan los años), que tampoco tiene desperdicio.